Devocionales

Esto es lo que eres
Haz bien a tu siervo; que viva, y guarde tu palabra. Abre mis ojos, y miraré las maravillas de tu ley. Forastero soy yo en la tierra; no encubras de mí tus mandamientos. Salmo 119: 17-19

Qué tal esa certeza con la cual hablaba el rey David a Dios, este hermoso Salmo, nos lleva considerar que es así como tú y yo, nos debemos ver, nos debemos considerar también, extranjeros en esta tierra, estamos de paso por aquí, nuestra ciudadanía está en el cielo. David le estaba pidiendo a Dios que le guardara, y abriera sus ojos a lo maravilloso de obedecer su ley, recordemos que en los tiempo de este rey, no estaba todavía toda la Palabra, nosotros ahora tenemos ese privilegio, así que es lo que nosotros debemos siempre comprender, que tenemos la gloriosa oportunidad de leer la maravillosa Palabra de Dios, y considerarnos como forasteros aquí, y meditar, aprender de memoria nuestra constitución, la bendita Palabra del Señor.
Esa es hoy la invitación que nos hace el Señor, para que comprendamos que por ahora estamos aquí y debemos hacer bien la tarea, por supuesto, tener claro cuál es nuestra meta y mantenernos firmes en esa línea, y pedirle que nos muestre siempre en su Palabra, cuál el siguiente paso a seguir, porque eso lo que le dice David al final, “no encubras de mí tus mandamientos”, como quien dice ayúdame a entender, qué es lo que quieres que yo haga. Hoy es tu turno, porque eso es lo que eres, extranjero aquí, así que estudia la constitución de tu Nación celestial y apréndela de memoria; ¡ah!, y no olvides, lo más importante ¡compártela! Bendiciones.

# #