Devocionales


Reflexión Diaria Abril 16 de 2014
Somos ese pueblo
Era Caifás el que había dado el consejo a los judíos, de que convenía que un solo hombre muriese por el pueblo. Juan 18:14

Ahora el Señor Jesucristo ha sido presentado ante el sumo sacerdote ¡Qué paradoja!, se suponía que éste hombre era quien más sabía de la Ley y los profetas, pero aquí prevalecía más la tradición, la religión y todos los argumentos y enseñanzas de hombres, antes que reconocer que estaba ante la misma presencia del Hijo de Dios. Y es que ellos esperaban que el Hijo de Dios fuera un hombre impresionantemente bello, un rey con un atuendo lujosísimo y por si fuera poco con toda una corte especial y un reinado a sus pies, pero de forma visible, como lo eran los grandes señores de la época. Esto nos muestra que Caifás al igual que los sacerdotes de su época solamente tenía el conocimiento, más no tenía su espíritu rendido a los pies de Dios. Seguramente así nos pasaba a muchos cuando llegamos a los pies de Jesús, lo nuestro era una religión y para esta época de semana santa, puros ritos y tradiciones; pero ¿qué lo de fondo? No permitas que las enseñanzas del pasado obnubilen el poder de la Palabra en tu vida. Hoy recordemos que cuando el Señor fue presentado como un forajido -sin darse cuenta, Caifás habló proféticamente-, porque fue el inocente por todo el pueblo, tú y yo, somos también ese pueblo por el cual el Señor Jesucristo fue presentado y vejado ante todos los grandes potentados del momento, tratado al nivel de un malhechor, para que alcanzáramos esa salvación que mientras a Él le costó tanto dolor físico y emocional; a ti y a mí, no nos ha costado nada, por eso hoy aunque nos duele cuando vemos esas películas donde muestran todo el dolor que pasó el Señor, ni siquiera alcanzan a dimensionar realmente a dónde Él llegó por nosotros los pecadores, así que, simplemente acepta su sacrificio que hizo por amor y ve y cuéntale a otros de la salvación. Bendiciones

# #