Blog

Mientras haya vida hay esperanza.

Eclesiastés 9:4

Junio 25 de 2011. Pastor. Gerardo Aristizabal
Es impactante observar cómo la juventud de nuestra sociedad está sumergida en vicios y en cosas incorrectas que no le agradan a nuestro señor Jesucristo, y que estas cosas sean tan comunes tanto así, que en las familias lo aceptan como parte de la formación en la vida de los jóvenes.
Lo fácil, lo rápido, la autosatisfacción y lo que no va a costar mucho esfuerzo es lo que muchos jóvenes piensan y actúan conforme a esa idea; tristemente es la realidad de lo que estamos viviendo en nuestra ciudad, y frente a esto surge una pregunta ¿porqué tantos jóvenes elijen el camino de lo incorrecto? O ¿Por qué es tan fácil tomar el camino que los aleja de la presencia de Dios y los lleva a una vida vacía y llena de vicios que destruye sus cuerpos? Cuando Dios nos ha dado la capacidad de razonar para que podamos escoger lo que es correcto y lo que nos beneficia, en lugar de lo incorrecto y que lleva inexorablemente a la soledad y depresión.
La respuesta es porque no conocen una esperanza, puesto que cuando no conocemos una esperanza no importa deteriorar la vida o no importa probar drogas que le hacen daño a nuestro cuerpo. La esperanza únicamente esta en el Señor Jesucristo y requerimos conocerle realmente y tener una comunión intima con Él. Nuestra alegría, nuestra paz y nuestra esperanza están en Jesús. Él con su amor cambiara nuestra vida y nos llevara a niveles muchos más grandes de los que hemos alcanzado a soñar
1. Ignorancia: Desconocer alguna cosa (1a de Timoteo 1:12-19)
La biblia dice “por falta de conocimiento se perdió mi pueblo” y por falta de conocimiento podemos perdernos. Mucha gente desconoce el mundo espiritual, aquel mundo que es tan real como el mundo físico el cual podemos ver y tocar; el mundo espiritual es en el cual sucede todo lo incorrecto, y esto es sustentado por influencias satánicas que alimentan la violencia, la inmundicia y el pecado, es algo espiritual que repercute en el mundo físico.
Dios no quiere que seamos ignorantes a su presencia, Él siempre está a nuestro lado y en todo lugar, y está dispuesto para nosotros en todo momento. Dios quiere que seamos conocedores de que Él nos ama, no seamos más ignorantes de su amor y de su presencia. Al ser ignorantes uno tiene la posibilidad de caer en blasfemia delante de Dios, recordemos que blasfemia es hablar mal de Dios y de las cosas espirituales, es ser insolente, es decir ser irrespetuoso con el Señor.
Dios nos ha dado su bendita Palabra, y esta no es un libro religioso, la biblia, es nuestro manual de vida y Dios quiere enseñarnos el mundo espiritual y cómo repercute en el mundo físico.  No podemos seguir ignorando lo que sucede a nuestro rededor, porque aunque estamos rodeados de muy malos ejemplos, eso no nos da el derecho de justificarlo o peor aún, cometer los errores que otros han cometido.
Dios quiere que seamos conocedores de ese mundo espiritual que está afectando nuestros corazones, nuestras alma y que nos está separando del propósito por el cual Él nos creo, pero también quiere Dios que ya no ignoremos más su gran amor para con nosotros y que comprendamos que Él nos ama como nadie más en este mundo puede hacerlo, ese amor que lo demostró con su Hijo, con sangre y muerte; no quiere Dios que ignoremos ese gran amor por el cual lo ha entregado todo y lo seguirá entregando por nosotros.
2. Dios busca pecadores.  (1a. de Timoteo 1: 14-15). Dios está buscando lo que es imperfecto, lo que esta torcido, lo que se ha apartado de su voluntad, para enderezarlo y encaminarlo en su voluntad.
Dios no está mirando nuestra condición actual o qué tan bajo hemos caído, Él no nos acusa, por el contrario, Él nos recuerda su profundo amor. (Vr 16-17), Dios tiene un gran sueño y una gran visión con nosotros, el Señor nos ama, y Él quiere mostrar su bondad con nosotros así como sucedió con Pablo, la obra que Dios hará en nuestra vida será tan grande, no porque lo merezcamos sino porque Él nos ama, esa obra será tan grande para tanta gente que verán en nosotros el gozo, la paz, la alegría que solo el Señor puede entregar.
3. Dios tiene grandes planes para nosotros. (Jeremías 29:11) La visión de Dios para con nosotros, que derrumba todo argumento satánico y que nos recuerda el gran amor y los maravillosos planes que el Señor tiene para nuestras vidas, es grandiosa. Algunos están tambaleando en su fe, y para ellos Dios trae esta palabra
Recuerda que Dios no es hombre para mentir ni hijo de hombre para arrepentirse, así que levántate y pelea por cada uno de esos sueños que Dios ha opuesto en tu corazón, no pierdas la fe, no olvides que el Señor no llega antes o después, el Señor llega en el momento exacto.
Conclusión.
Dios hoy nos ha dicho: “en mí hay esperanza, en mi esta la realización de tus sueños, en mi esta lo que necesitas, solo yo soy el amor que necesitas y yo nunca he dejado de amarte, en mi tienes futuro y tienes esperanza, y serás ejemplo de mi amor”.

Compartir en:
  • Facebook
  • email
  • Live
  • Tumblr
  • Twitter

# #