Grupo de Paz Adultos

Fecha: Del 27 de Octubre al 02 de Noviembre de 2014
Título: RECONOCIENDO TU AUTORIDAD.
Base Bíblica: Hechos 2:22; Mateo 28:18-20.  RV/1960

Objetivo: Llevar a cada persona a entender la autoridad que le ha sido entregada por Dios para compartirlas buenas nuevas de salvación, para sanar enfermos y echar fuera demonios.

INTRODUCCION: Apreciado mentor; en compañía de los asistentes al grupo de paz de su concepto sobre lo que es autoridad y como se debe usar cuando se la han delegado.

TEMA:
1) Pregunte a Los asistentes al grupo de paz:
*¿Cuál fuera tu reacción si fueras en tu carro y una persona vestida de civil te parara, pidiera tus documentos y te quisiera hacer una multa?

REFLEXIÓN:
La mayoría de personas aceptan la autoridad cuando ven que esta ha sido delegada; por ejemplo cuando vemos a un policía o un soldado uniformado acatamos su autoridad, reconocemos a un médico o a un profesional por sus diplomas; de igual manera Jesús tuvo autoridad, la cual le fue delegada por Dios ¿para hacer qué?  R/ pida a los asistentes que lean Hechos 2:22

2) Pregunte a Los asistentes al grupo de paz:
*¿Qué harías si fueras jefe de un policía, al cual lo has dotado de insignia y de uniforme, y le has dado la instrucción de hacer que los vehículos que pasan por cierta calle para hacer una revisión de rutina, pero le da temor de hacerlo porque cree que no le obedecerían?

REFLEXIÓN:
En Mateo 28:18-20 Jesús dijo que toda potestad (autoridad) le había sido dada en el cielo y en la tierra, y con esa autoridad envió a sus discípulos para llevar su mensaje y para llevar a cabo un

Movimiento global de “hacer discípulos”, pero a algunos les da temor usar la autoridad que Dios les ha dado por que no están convencidos que el Señor los quiere usar  y/o no se atreven a dar esos pasos de Fe. ¿Cuál crees que fue el propósito de Dios al darte autoridad como creyente?

3) Autoridad del Creyente:
¿Qué autoridad tiene todo creyente? R/ Lea en vos alta Marcos 16:17-18.

REFLEXIÓN:
Jesús no solo hablaba al padre, sino que también le habló a la enfermedad, a la tormenta, a una higuera; siempre debemos hablar a Dios (todos los días en oración) pero también debemos hablarle a nuestras circunstancias, porque Jesús YA nos dio la autoridad para hacer que cambien.

DESAFÍO PARA LA SEMANA:
¿Qué circunstancias adversas estas pasando que necesitas la ayuda de Dios? ¡Atrévete¡ a hablarle a esas circunstancias con la autoridad que ya Dios te ha dado; ya que como creyentes en Jesús, tenemos la autoridad de no permitir más que el enemigo afecte nuestras familias, finanzas, emociones, salud. Al vencer el pecado y la muerte en la cruz Jesús nos dio toda la autoridad necesaria para traer restauración a nuestras vidas y a nuestra ciudad.

CONCLUSIÓN:Oremos usando nuestra autoridad para hablarle a nuestras circunstancias para que la buena voluntad de Dios sea hecha y no la destrucción que quiere darnos el enemigo.

OFRENDA: Hageo 1:5-8. Una persona agradecida con Dios edificara la casa del Señor con sus ofrendas; por el contrario el descuido de la casa produce frustración al no tener resultados.

IMPORTANTE:
*Haz tu equipo de trabajo: (Revisa el devocional, la asistencia a escuela y a la celebración).
*¡ANÍMATE! Saca la Ruta de Salvación de tu grupo de paz
(Comunícate con Jairo Arce – Coordinador de Rutas MPN. Cel. 3116249592). 

# #